domingo, 28 de setembro de 2008

NUEVA TENDENCIA DEL MERCADO EDITORIAL


Tal tendência ja se apresenta aqui entre l cultura e loja Cia das Letras pacv

NUEVA TENDENCIA DEL MERCADO EDITORIAL
Los grandes editores españoles ahora quieren librerías propias
Random House y Planeta, entre otros, impulsan en España cadenas de librerías de gran superficie.
Por: Carles Geli, BABELIA, ESPECIAL PARA CLARIN

A LEER. Acercar los libros a sus lectores potenciales es, todavía, una tarea artesanal, dicen los libreros.
AnteriorSiguiente

1 de 1

Cada día aparecen en España 220 libros nuevos, esto significa 70.520 títulos anuales, en fin, unos 357 millones de ejemplares que deben distribuirse en las librerías y ya nutren un catálogo de 369.000 títulos vivos. Por eso el punto venta, la librería, es crucial para las editoriales. Más aún en tiempos de crisis y cambio de los hábitos de consumo. Así lo entienden los más potentes grupos editoriales como Planeta (con la cadena Casa del Libro) y Random House Mondadori (con la cadena Bertrand), que están aumentando espectacularmente la cantidad de librerías propias en toda España. Lo mismo hacen empresas como la cadena francesa FNAC o la brasileña Nobel: ambas están expandiéndose en España.

En los últimos 18 meses, Casa del Libro abrió 8 librerías en España y quiere alcanzar la cifra de 40 antes del año 2012. En el último año y medio, Bertrand abrió 7 locales y antes de fin de año abrirá en Barcelona una librería de 1.300 metros cuadrados, pero quiere tener 30 locales para el año 2011. Los franceses de FNAC tendrán 19 locales a fines de este año -abrieron uno en Málaga y en breve tendrán sedes en Zaragoza y en el barrio de Vallecas, en Madrid-, pero su plan es tener 40 librerías para 2013. Las cifras de ventas son importantes: en 2007 Casa del Libro vendió casi 9 millones de ejemplares y FNAC, 8 millones. En conjunto, las cadenas de librerías venden ya el 15% de los libros en España (facturan 483,4 millones de euros, un 4,5% más que en el año 2006). Las cadenas libreras tienen mucho camino por recorrer en España, donde las librerías independientes pierden ventas desde hace una década. Anualmente cierran 90 librerías y se abren otras 70 nuevas, según Michele Chevallier, directora de datos de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros. El equilibrio comercial de una librería es complejo: la rentabilidad oscila entre los cinco y los diez años, pero las ventas se concentran en tres meses o en algunas grandes campañas de lanzamiento de libros. Y esto vale para todos, grandes y chicos.

Para Luis Morral, de las librerías Laie, con 9 locales, "el mercado está cada vez más duro y para los grandes grupos es vital controlar el punto de venta". "Hay una oportunidad para dar mayor servicio al cliente y la gente del sector se ha dado cuenta", resume Miguel Martín, directivo de la cadena Bertrand.

Los dos grandes están aplicando sus estrategias. La cadena del grupo Planeta, Casa del Libro, crecerá en 25 ciudades de más de 100.000 habitantes, ubicando la mayoría de sus locales en el centro de la ciudad elegida. La cadena Bertrand ya está en los shoppings pero quiere poner filiales en la calle, como la que abrirá en Barcelona. Eduard Bofill, de la editorial Espasa, dice que se apuesta a "mercados grandes por población y poder adquisitivo, porque aquí el tamaño sí importa". Y agrega: "Nos debemos a nuestros clientes, no podemos ser un expendedor exclusivo de ventas de editoriales del grupo; pueden estar un poco más representadas, pero no mucho más de su peso real en el mercado."
by el clarin

Nenhum comentário: