domingo, 10 de agosto de 2008

Niemeyer tiene listo el diseño de la universidad latinoamericana en la Triple Frontera


Niemeyer tiene listo el diseño de la universidad latinoamericana en la Triple Frontera
El centenario arquitecto brasileño Oscar Niemeyer sigue vigente. Señaló que para realizar el diseño de la futura Universidad Federal para la Integración Latinoamericana (Unila) en Foz do Iguaçu se inspiró en la libanesa "Constantina, la de sus sueños".

UNILA. La Universidad Federal para la Integración Latinoamericana ocupará el espacio marcado. 10.000 estudiantes cursarán en la casa de estudios en la frontera común entre Brasil, Paraguay y Argentina.
1 de 2

El considerado genio de las curvas de concreto armado y precursor de la arquitectura moderna entregó esta semana los planos del campus de la universidad que Brasil planea construir en su triple frontera con Argentina y Paraguay para impulsar la integración educativa en América latina.

Y el proyecto arquitectónico con seis edificaciones en un área de 40 hectáreas se inspiró, según reconoce el centenario arquitecto, en la Universidad de Constantina, erigida en Líbano, en 1969, una de sus más famosas obras mundiales, que incluye entre sus favoritas y a la que siempre consideró como la "universidad de sus sueños".

"El diseño de la Universidad Latinoamericana tiene el mismo espíritu de la Universidad de Constantina. Fue planificada pensando en aumentar el contacto de los estudiantes con el campus, con la institución y con la academia", recordó en declaraciones a EFE el creador de los palacios y edificaciones que hicieron merecedora a Brasilia del estatus de Patrimonio de la Humanidad.

"Cuando nos encomendaron la Universidad de Constantina viajé con varios especialistas y educadores a Argelia para estudiar cómo podíamos construir una universidad más simple, más lógica y que tuviera mejor relación con los alumnos. Fue con base en esos estudios y en Constantina como diseñamos la Universidad Latinoamericana", agregó el arquitecto.

La llamada Universidad Federal para la Integración Latinoamericana es un proyecto del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, para promover un mayor acercamiento regional.

La iniciativa prevé la construcción de un centro de educación superior para unos 10.000 estudiantes, la mitad brasileños y la mitad de otros países latinoamericanos, y que ofrecerá cursos de grado y postgrado en las áreas de ciencias y humanidades, tanto en español como en portugués.

El respectivo proyecto de ley fue presentado por Lula al Congreso en diciembre pasado, ya fue aprobado por una comisión de la Cámara de Diputados y cuenta con el respaldo de todos los partidos.

El proyecto prevé la contratación de unos 500 profesores de la región que cuenten con maestría y doctorados. La casa de estudios que será pública y gratuita pondrá énfasis en las áreas que puedan impulsar la integración regional.

La universidad será construida en un terreno ya cedido por Itaipú, la mayor hidroeléctrica en operación en el mundo y que es compartida por Brasil y Paraguay, en la ciudad brasileña de Foz de Iguazú, fronteriza con la paraguaya Ciudad del Este y con la argentina Puerto Iguazú.


Orgulloso de participar

"Se trata de una iniciativa muy importante porque ofrecerá educación a alumnos de toda Latinoamérica y promoverá la integración", afirmó Niemeyer.

El entusiasmo del arquitecto con la iniciativa es tanto que lo llevó a presentar un proyecto arquitectónico mucho más amplio que las dos edificaciones que inicialmente se había comprometido a diseñar y que apenas alojarían la biblioteca y la rectoría.

El proyecto presentado por el aún entusiasta defensor de la integración latinoamericana y del comunismo es un plan arquitectónico integrado para todo el campus con seis edificios principales destinados a la rectoría, la biblioteca, el anfiteatro y el restaurante.

Las dos otras edificaciones propuestas están destinadas a las salas de clase y a los laboratorios.

Niemeyer definió su propuesta como su "gran regalo" no sólo a Brasil sino a toda Latinoamérica.

La construcción del campus universitario propuesto por el colaborador y amigo de Le Corbusier aún depende de la aprobación del diseño por parte del Ministerio de Educación de Brasil, así como de que el Congreso autorice todo el proyecto.

No obstante, el presidente de la Comisión de Implantación de la universidad, Helgio Trindade, confía en que la misma pueda comenzar a funcionar en el segundo semestre del próximo año.




by Revista Ñ El clarin AR

Nenhum comentário: