quarta-feira, 20 de janeiro de 2010

Museo del Libro, en 2011-Argentina B Aires

La Nacion


ImprimirEnviar por e-mailCambiar tamañoPublicarVotar (4)Compartir
La presidenta Cristina Kirchner encabezó ayer la firma del convenio que, en los hechos, equivale a dar inicio a la construcción del Museo del Libro y la Galería de la Lengua, con una inversión que supera los 10 millones de pesos, en Avenida Las Heras, entre Agüero y Austria, dependiente de la Biblioteca Nacional. Se estima que será inaugurado durante el primer semestre de 2011.
La ceremonia tuvo lugar en la Biblioteca Nacional, cuyo director es Horacio González, luego de que la Presidenta recorrió el obrador y los actuales edificios que serán demolidos. El llamado Proyecto Las Heras consiste en la construcción de un edificio de tres pisos que albergará el museo y la galería. La concepción y el diseño del nuevo espacio estuvieron a cargo de Clorindo Testa, quien fue uno de los arquitectos de la actual Biblioteca Nacional.
Al acto concurrieron ayer los secretarios de Cultura, Jorge Coscia, y el de Obras Públicas, José López. El Ministerio de Planificación Federal aportará la partida para el nuevo museo, dentro de las obras programadas para el Bicentenario. Tendrá un plazo de 18 meses para su ejecución.
El Museo del Libro es un proyecto pedagógico y cultural que registrará la historia de las ediciones argentinas y latinoamericanas. También incluirá un área dedicada a la escritura. Y las exposiciones temporarias que hoy se hacen en la Biblioteca Nacional serán albergadas también en el nuevo museo. Es similar al Museo de la Lengua brasileño, ubicado en San Pablo, que ha cautivado al director de la Biblioteca.
Parte del tesoro de ese organismo también será exhibido en la nueva sede. Lo que está en discusión en el Comité de Expertos formado a tal efecto es si serán expuestos los incunables del acervo de la Biblioteca Nacional. Tampoco se han definido los contenidos de la Galería de la Lengua, prevista como un acopio de registros audiovisuales relativos al habla de los argentinos en distintos usos. Así lo expresaron fuentes de la Biblioteca.
También se ha previsto el traslado de la antigua imprenta, ubicada en el histórico edificio de la calle México 564, ex sede de la Biblioteca. Para el inicio de la obra será demolido el edificio actual, previa protección de los cuatro murales de Castagnino, Spilimbergo, Urruchúa y Colmeiro, trasladados desde Galerías Pacífico, y que se hallan hoy en el edificio de Avenida Las Heras que será demolido.
Susana Reinoso

Nenhum comentário: